EL ARTE DE DORMIR

​EL insomnio es una epidemia que se extiende con rapidez y sus efectos son devastadores en nuestro cuerpo y mente, lo peor es que no le damos la debida importancia a nuestra forma de dormir.

Uno de los factores que desarrolla la obesidad es una cantidad de sueño deficiente.

La mayoría de procesos hormonales de recuperación y regeneración tienen lugar durante el sueño. 

Suficientes horas de sueño equivalen a tener más energía durante el día, niveles de cortisol más bajos y menos antojos de comida o excesos calóricos baja la grelina y aumenta la leptina. 

Dormir 8 horas en lugar de 4, duplica los niveles de testosterona y mejora la sensibilidad a la insulina. Esto no quiere decir que existan unas determinadas horas de descanso para todo el mundo, sino que escuches a tu cuerpo y le des el descanso que te pida, que suele estar entre 8 y 10 horas diarias. 

Respeta los ritmos circandianos y adapta tus horas de sueño a las horas de ausencia de luz natural. 

La melatonina es una de las hormonas implicadas en la conciliación del sueño y es segregada por la glándula pineal en ausencia de luz, sin embargo la luz azul que emiten especialmente las pantallas de dispositivos electrónicos como TV, monitores, tablets, smartphones pueden detener la producción de melatonina dificultando el sueño. 

La última tendencia en EEUU es ponerse desde el atardecer y hasta el momento de irse a la cama unas gafas amarillas ya que filtran las ondas de luz azul.

Crea un ambiente totalmente oscuro para dormir y para despertar lo ideal es sustituir los despertadores con alarmas sonoras que interrumpen tus ciclos de sueño por despertadores con simulación de amanecer mediante luz y sonidos de la naturaleza.

Evita un exceso de cafeína. No excedas de un café o té al día y por supuesto evita bebidas energizantes o con cafeína. 

Haz deporte por las mañanas y así descansarás mejor. 

No te vayas a dormir en ayunas. 

Toma carbohidratos por la noche. ¿Después de comer una paella u otra comida rica en carbohidratos te entra sueño? El motivo es que desencadenan ciertos neurotransmisores que facilitan el descanso, de modo que el mejor momento para tomarlos es en la cena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s