ENFERMEDAD DE PARKINSON….PRIMERA CONSULTA.

La enfermedad de Alzheimer es un trastorno neurodegenerativo; son células que  mueren en el cerebro.

La condición puede llevar a síntomas como pérdida de memoria, confusión, alucinaciones, trastornos del comportamiento y dificultad para pensar.

Un pequeño porcentaje de pacientes con Alzheimer manifestarán características similares a las encontradas en el Parkinson como: rigidez, lentitud, temblor, problemas en la marcha.

Cuando se presentan síntomas conjuntamente, puede llevar en una crisis de identidad tanto para el paciente como familiares.

En los casos raros donde los doctores tengan problemas para diferenciar las dos entidades, un neurólogo experto en trastornos del movimiento puede distinguirlas o solicitar un estudio del alto potencial llamado tomografía por emisión de positrones para diferenciarlas definitivamente.

Síntomas motores comunes de la enfermedad de Parkinson:
• Temblor (no presente en 20% de los casos) • Dureza (rigidez)
• Lentitud (bradicinesia)
• Problemas en la marcha y el balance • Letra pequeña al escribir (micrografia)

Síntomas no motores comunes de la enfermedad de Parkinson:
Depresión
Ansiedad
Trastornos del ánimo
Apatía
Psicosis (ilusiones y alucinaciones)
Disfunción cognitiva (problemas en el pensamiento)
Disfunción autonómica (baja presión arterial al levantarse
Problemas gastrointestinales, estreñimiento,
Sudoración
Problemas urinarios
Disfunción sexual
Trastornos del sueño

Con el tiempo he observado que varios de mis pacientes favoritos han desarrollado enfermedad de Alzheimer.

El señor Aguilar, profesor universitario, alto, delgado, era uno de ellos. Compartimos el amor por la historia, ciencias políticas, y humanidades, y recordábamos libros que hemos leído. Cuando hablábamos del pasado, lo ayudaba cuando no encontraba las palabras adecuadas para terminar sus oraciones. Eventualmente, perdió todas sus memorias, y algunas veces incluso, se perdió en el camino al tratar de llegar a una cita.

Las memorias del Señor Aguilar entraban y salían de su mente como si alguien apretar el botón de encendido/ apagado en su cerebro.
Lo que acabábamos de platicar, parecía evaporarse.

Este escenario se repite en el curso de un día para más de 50000 de familias en México , y mi experiencia anterior me dio una visión de la frustración y el dolor que atormenta a muchas familias luchando contra el Parkinson.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s