LA VIOLENCIA SE LLEVA EN LA GENETICA

Investigadores ha identificado dos mutaciones genéticas específicas que parecen vincularse con un riesgo más alto de conductas extremadamente violentas.

El estudio sugiere que hasta el 10% de los crímenes violentos se podrían explicar mediante esos dos genes. Una de las mutaciones tiene relación con una versión de un gen conocido como MAOA. Esa mutación genética parece provocar un cortocircuito en la forma usual en que se procesa y controla la hormona dopamina. La otra mutación se relaciona con el gen CDH13 y parece impedir el desarrollo de unas conexiones neurales normales socavando el control de los impulsos.

Un análisis genético de casi 800 ciudadanos finlandeses; todos habían sido condenados por un crimen y estaban encarcelados. En total, 215 participantes se clasificaron como criminales no violentos mientras que 538 se consideraron como ‘violentos’ con al menos una condena.

Las muestras de ADN de los criminales se compararon con el ADN de más de 2.000 ciudadanos no encarcelados que habían provisto muestras de ADN para un estudio anterior.

Se observó que portar la mutación MAOA se asociaba con un riesgo más alto de ser un criminal violento y que el gen se vinculaba de manera muy fuerte con el crimen ‘extremadamente violento.

De forma similar, portar la mutación en CDH13 también se vinculó con conductas extremadamente violentas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s