TRASTORNO POR DEFICIT DE ATENCION E HIPERACTIVIDAD

Trastorno por déficit de atención con hiperactividad.

image

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad ha sido asociado con un aprendizaje y una toma de decisiones deficiente. El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es un trastorno del neurodesarrollo que puede estar presente a lo largo de toda la vida.

image

Este trastorno presenta un prevalencia muy alta tanto en la población infantil (5-6% de los niños), como en adultos (3.8-4.4% 2,3).

image

image

image

En 2010, el Instituto Nacional de Salud llevó a cabo un estudio para ver que trastornos eran los más prevalentes en niños y adolescentes. En una muestra de 3042 participantes de 8-15 años de edad el trastorno más prevalente fue el TDAH con un 8.6%.

image

Se estima que un 80% de los niños con TDAH seguirán teniendo síntomas relacionados con el trastorno en la adolescencia y alrededor del 60% en la edad adulta.

Desde las primeras descripciones  clínicas en el trastorno en 1798 por Crichton hasta la fecha, el conocimiento sobre el trastorno ha ido evolucionando, así como las guías para su tratamiento.

Actualmente se considera que el tratamiento del TDAH debe ser multimodal, es decir debe de abarcar tanto el tratamiento farmacológico como no farmacológico (psicoterapia) y en estrecha relación entre todos los actores involucrados (médicos, psicólogos, profesores y la familia).

image

image

image

Las guías de tratamiento son instrumentos útiles para adaptar la medicina basada en la evidencia, y la medicina de la práctica clínica diaria y ayuda a mejorar la relación costo-efectividad de las opciones de tratamiento.

Definitivamente es un problema órganico con connotaciones y morbilidad psicológica pero su origen es orgánico neurológico.

image

image

Los adolescentes con TDAH mostraron imágenes de resonancia magnética funcional revelaron deterioros en el procesamient en el córtex medio prefrontal.

En esta ocasión presentó un resumen rápido y consiso en el Diagnóstico y manejo del TDAH en niños, adolescentes y adultos según un exelente y sobretodo práctica gia publicada por el National Institute for Health and Clinical Excellence NICE

Es una guía de referencia rápida que resume las recomendaciones que el Instituto Nacional para la Salud y Excelencia Clínica en cuanto al  diagnóstico y tratamiento de niños, adolescentes y adultos con TDAH.

El diagnóstico sólo lo debe hacer un psiquiatra especializado, neurólogo o un pediatra, aunque cualquier otro profesional sanitario con formación y experiencia en el diagnóstico del TDAH es bienvenido.

Como parte del proceso diagnóstico, se debe incluir una evaluación de las necesidades, los trastornos coexistentes, las circunstancias sociales, familiares y educativas u ocupacionales y la salud física.

En el caso de niños y adolescentes, debe hacerse también una evaluación de la salud mental de los progenitores o cuidadores.

No se debe diagnosticar el TDAH basándose únicamente en escalas de evaluación o en datos observacionales, no obstante, las escalas de evaluación son herramientas valiosas, y las observaciones, por ejemplo en la escuela y son útiles si existen dudas acerca de los síntomas.

Se deben ajustar los criterios sintomáticos para las alteraciones de conducta en función de la edad.

El tratamiento farmacológico en niños y adolescentes se recomienda utilizar metilfenidato dosis máxi-ma de 90 mg/día y mi favorito la atomoxetina con dosis máxima 80 mg/día y dextroanfetamina máximo 20 mg/día, dentro de sus indicaciones autorizadas, como opciones para el manejo del TDAH.

Se debe considerar el empleo de metilfenidato para el TDAH sin comorbilidad significativa y para el TDAH con trastorno de conducta comórbido.

Se debe usar atomoxetina STRATTERA cuando existan tics, síndrome de Tou-rette, trastorno de ansiedad, abuso de estimulantes o riesgo de intercambio de estimulantes. 

Se empleará atomoxetina si se ha probado metilfenidato y ha sido ineficaz con la dosis máxima tolerada, o si el niño o adolescente no ha tolerado dosis bajas o moderadas de metilfenidato.

En niños de edad prescolar no recomiendan el tratamiento farmacológico. En niños de edad escolar y adolescentes que presentan un TDAH de moderada severidad y deterioro funcional moderado no recomiendan el tratamiento farmacológico como primera línea; se recomiendan en estos casos un programa de educación para los progenitores.

En adolescentes mayores, se debe considerar la utilización de intervenciones psicológicas individuales. Cuando la gravedad y el deterioro es severo se debe ofrecer un tratamiento farmacológico como tratamiento de primera línea, así como proponer a los progenitores un programa grupal de formación/educación para progenitores.

En el tratamiento para el adulto se recomienda en primer lugar el tratamiento con Atomoxetina STRATTERA con dosis de 1.8 mg por kilo al día o metilfenidato dosis máxima 100 mg/día.

Se debe considerar la posibilidad utilizar atomoxetina máxima dosis 100 mg/día o dextroanfetamina máximo 60 mg/día si los síntomas no responden cuando se inició metilfenidato o si la persona no lo tolera después de un intento terapéutico adecuado habitualmente de unas 6 semanas.

No se deben emplear antipsicóticos para el TDAH en adultos. Se debe considerar utilizar terapia cognitivo-conductual grupal o individual en adultos que están estabilizados con medicación pero tienen deterioro funcional persistente asociado con TDAH y/o tienen una respuesta parcial o nula al tratamiento farmacológico o bien no lo toleran.

image

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s