CAMINAR

Los paseos diarios pueden ayudar a los adultos mayores a mantenerse móviles y a mejorar su calidad de vida, revela un estudio reciente, ya que una movilidad reducida constituye un factor de riesgo para la enfermedad, la discapacidad, la hospitalización y la muerte.

El estudio incluyó una muestra de 1.635 voluntarios sedentarios, hombres y mujeres de 70 a 89 años, que tenían limitaciones físicas, definidas con una puntuación ≤ 9 en la Short Physical Performance Battery.

Los participantes se aleatorizaron en dos grupos: uno (n = 818) realizó un programa estructurado de actividad física de intensidad moderada que incluía, entre otras actividades, caminar 20 minutos al día, mientras que el otro grupo (n = 817) recibió material educativo sobre un envejecimiento sano.

Tras 2,6 años se seguimiento, los adultos mayores que caminaban tenían un riesgo un 18% más bajo de padecer una discapacidad importante, lo que quiere decir que eran más capaces de caminar sin ayuda durante 400 metros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s