Que tanto datos son muchos o la cantidad de datos son demasiados?

Un de los pacientes que acuden a mi consultorio con diabetes tipo 2 increíblemente bien controlado; me entrega su diario de punción digital o glucosa capilares lo que la gente conoce como destrostix; en su visita regularmente programada.

A pesar de sus múltiples problemas médicos como insuficiencia cardíaca congestiva, enfermedad arterial coronaria, insuficiencia renal crónica, y la gota, entre otros, sus glucosa  ha estado increíblemente bien controlado en los últimos meses.

Página tras página de números garabateados, diminutas manchas de su sangre en las páginas, sus punciones un rango de 90 a 100 no  mayor, mucho más bajo que nunca.

Día tras día, semana tras semana, mes tras mes, la mayoría de los días, cuatro veces al día, en ayunas y después de cada comida, y en ocasiones algunas lecturas de la noche entre 11 y 12…….Patrones de control que normalmente solicito como auditorías cada quince días pero no diariamente.

Su hemoglobina A1c nunca se ha desviado por encima de 7,0, pesar de mis recomendaciones, que no es necesario comprobar tantas veces su A1c.

Le  pregunte por qué se tiene que comprobar tanto, y él me contestó que siente un cierto consuelo y tranquilidad en saberlo ya Inicialmente se presento en urgencia al inicio de la detección con un azúcar de 939.

Me preocupa que se va a poner anémica de todas estas pruebas que se realiza ya sé que es sólo unas pocas gotas diminutas de sangre, pero estoy tratando de hacer un punto aquí.

Cuando es demasiada información es algo malo?

A lo largo del siglo 21, con  esta generación tecnológica , el panorama de la información sanitaria y la tecnología está cambiando. No sólo hemos visto la transición de los médicos de las cartas de papel a registros médicos electrónicos, pero es también lo que nos permite adquirir y tratar con infinitamente más datos a nuestros pacientes. Pueden enviar a sus lecturas de la presión arterial y lecturas punción digital de glucosa a través de widgets en mi tableta o smartphone que les permiten de forma efectiva y rápida enviar  los datos.

A medida que avanzamos en la complejidad, tenemos medidores que se sincronizarán automáticamente con el paciente; está tecnología portátil está empezandose a difundir para monitorearle la frecuencia del pulso, ECG, EEG, el sueño, los pasos, las calorías quemadas, y más; las posibilidades son casi infinitas…..Y existe la posibilidad de más y más vigilancia con un mayor nivel de detalle, ya que los pacientes comienzan el uso de estos monitores y enviar datos a nosotros y esperando que hagamos algo al respecto. Probablemente tendremos pacientes con sensores dentro de sus cuerpos, con sensores de nanotecnológia que flotan en el torrente sanguíneo monitorear continuamente cada aspecto medible de su salud.

Pero la pregunta sigue siendo, ¿qué hacemos con todos estos datos?

Una punción digital de glucometria hoy me puede decir si los síntomas de mi paciente que siente son de azúcares altas o bajas, me ayuda a poner a punto una dosis de insulina, ayuda a los pacientes a aprender cómo su dieta afecta directamente su azúcar, o ayuda a los problemas puntuales con el cumplimiento.

Una lectura HbA1c me ayudará a hacer cambios globales en su régimen, ya que da la instantánea en el tiempo; incluso los marcadores de proteínas glicosiladas intermedios pueden ser útiles en los cambios de ajuste en un corto período de transición.

Pero cada punto?

Un comediante  Steven Wright dijo una vez:
No se puede tener todo ¿dónde lo ponemos?
Y un amigo mío me dijo una vez:
Si ponemos una videocinta  de la mitad de la mitad de nuestra vida,  no tendrámos tiempo para verla.

Como esta fascinación con la recolección de más y más datos médicos de cada individuo humano va a promover extremos, podemos estar pronto recibiendo un volcado continuos y grandes cantidades de datos biofisiológicos en nuestros pacientes; cada movimiento y los niveles fluctuantes y los marcadores de todas y cada una de sus condiciones de salud.

A menos que pensemos cuidadosamente acerca de lo que vamos a hacer con estos datos, que termina siendo excesiva y podría no ser muy útil para la salud del paciente.

Coordinadores de atención y otros miembros del equipo pueden ser utilizados para revisar los datos y ayudar a terreno en relación con las tendencias o niveles peligrosos.

Se puede prever un futuro con grandes estaciones de trabajo con monitores que muestran un interminable flujo de datos sobre los pacientes y los umbrales de activación automática de una alarma.

Dar a los pacientes retroalimentación oportuna y otras intervenciones y recursos útiles podría ayudar a los pacientes interpretan lo que está pasando y manejar mejor su salud en general.

Pero tenemos que asegurarnos de que no se pierda el  bosque viendo las ramas, raíces, cortezas y hojas sin apreciar la belleza de los árboles.

Al final de cuentas queda todavía por descubrir en muchas enfermedades si los controles estrictos realmente prolongan la sobrevida delos pacientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s