TERROR NOCTURNO

image

Los terrores nocturnos son un trastorno del sueño específico más notables por su intensidad y naturaleza que provoca ansiedad.

image

Varios factores precipitantes se han sugerido, pero ninguna anomalía estructural o bioquímica consistente ha sido identificado para dar cuenta de todos los casos de los terrores del sueño

El terror del sueño se caracteriza por una excitación repentina en la fase del sueño  movimiento ocular no rápido. NREM que es las fase inicial del sueño y quexsomos le denomina por lo general de sueño de ondas lentas y que este problema presenta manifestaciones conductuales del miedo.

image

Comúnmente, los pacientes dejaron escapar un grito desgarrador, seguido por el miedo, llorando y Desconsuelo. En los adultos, la agitación es frecuente.

Una hiperactividad autonómica significativa está presente, con taquicardia, taquipnea, rubor, sudoración y aumento del tono muscular. El paciente habitualmente responde a los estímulos externos y, cuando despierta, está confundido y desorientado, o amnésico con respecto al evento.

Debe advertirse que la confrontación de un individuo durante un episodio puede ser peligroso, ya que el individuo puede llegar a ser violento. Vocalizaciones incoherentes o micción se han reportado para acompañar el evento.

image

Debido a los acontecimientos terroristas del sueño son relativamente comunes y muchas personas afectadas tienen familiares con experiencias similares, muchas familias no buscan atención médica.

Cuando los episodios provocan un malestar clínicamente significativo o deterioro en las áreas sociales, ocupacionales, u otras importantes del funcionamiento, el diagnóstico de los terrores del sueño avanza hasta el diagnóstico de trastorno de la excitación del sueño NREM.

image

Entre el 1% y el 6% de los niños experimentan terrores nocturnos. Esta condición es mucho menos común en los adultos, que ocurre en menos del 1%. En niños menores de 3,5 años, la frecuencia máxima es de al menos 1 episodio por semana.

Entre los niños de más edad, la frecuencia máxima es de 1-2 episodios por mes. El curso en los adultos es más crónica, con una gran variabilidad tanto en el la frecuencia y la gravedad de los episodios entre los individuos afectados. Los terrores nocturnos pueden ocurrir desde la infancia hasta la edad adulta.

El rango de edad de la frecuencia máxima es de 4-12 años para los niños y 20 a 30 años para los adultos.  

La mayoría de los terrores del sueño de la niñez se resuelven por la adolescencia.

La mayoría de las fuentes indican que los sexos experimentan terrores nocturnos a una frecuencia igual, sin embargo, en el DSM-5 se establece que la incidencia es mayor en los varones.

Así es que ya saben que Fredy Kruger no existe ni el Payaso Essso. Y si sus niños padecen este problema no es de connotación paranormal es un sencillo. Problema del sueño.

image

CONSULTE A SU NEUROLOGO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s