PACIENTES AMBULATORIOS CON DOLOR DE ESPALDA BAJA; Lo que el medico no debe de ordenar

JaIime Toro, MD Revisión Mafi JN et al, JAMA Intern Med 2013 Jul 29.;

El tratamiento del dolor de espalda y cuello se basa cada vez más en estrategias que vayan en contra de las directrices publicadas en lineamientos que ayude  a los medicos a eficientar y economizar el tratamiento.

El tratamiento de dolor de espalda es costoso y a menudo incluye el uso excesivo de estudio de imágenes y derivación a especialistas.

Los costes sanitarios totales de dolor de espalda y cuello aumentó 65% de 1997 a 2005 (de una media de EE.UU. $ 4.795 por persona para EE.UU. $ 6,096; JAMA 2008; 299:656).

Para examinar las tendencias en el tratamiento ambulatorio de dolor de espalda, los investigadores utilizaron datos de encuestas federales en incrementos de 2 años entre 1999 y 2010.

El uso  de AINE o paracetamol se redujo de 37% a 25%, mientras que el uso directriz discordante de estupefacientes aumentó del 19% al 29%.

Recomendaciones para la terapia física se mantuvo sin cambios en 20%, mientras que las referencias a otros médicos para las inyecciones o la cirugía se duplicó, del 7% al 14% y el uso de imágenes por resonancia magnética o la tomografía computarizada se incrementó de 7% a 11%.

La mayoría de las personas que llegan a la oficina de su médico con quejas de dolor de espalda baja se mejoran a las 4 semanas y no necesitarán referencias a otros médicos o de imagen.

Si el dolor de espalda sigue siendo grave después de 3 meses, o si hay un compromiso neurológico grave u otras “banderas rojas”, incluyendo la historia de neoplasia maligna, entonces podría ser aconsejado de imágenes.

Según los lineamientos , las imágenes debe ser ordenado sólo si existe un alto grado de sospecha de una enfermedad grave o específicas, tales como el síndrome de cauda equina o infección vertebral o déficits neurológicos severos y progresivos, como debilidad motora (Ann Intern Med 2011; 154:181).

En  gran número de personas cuando en estudios de  imágenes se reportan  anormalidades como discos abultados, protrusión del disco, la compresión de la raíz nerviosa, extrusión de disco y estenosis central de moderada a severa (Spine 2005; 30:1541). Sin síntomas clínicos, esta información no es tan relevante.

El peligro es que algunos de estos hallazgos comunes, sin embargo, podría hacer que los médicos se sienten obligados a hacer algo al respecto.

Con el aumento de los costos de atención de salud, el uso de las directrices en el manejo del dolor de espalda representa un área de potencial de ahorro de costes y mejora de la calidad de la atención.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s