TEMBLOR: No todo temblor en Parkinson ni todo Parkinson tiene temblor

No todo temblor es Parkinson ni todos los pacientes con Parkinson tienen temblor

Los trastornos del movimiento suponen un motivo frecuente de consulta en la atención neurológica ambulatoria de hecho también es un motivo de consulta muy frecuente de geriatrías y médicos de primer contacto.

Analizando los diagnósticos de los pacientes remitidos por temblor o parkinsonismo a la consulta de neurología además de analizar la correcta o incorrecta derivación de dichos pacientes desde atención primaria es un análisis importante ya que un diagnóstico erróneo puede complicar la calidad de vida del paciente.

En un sinfín de consultarnos hemos topado con paciente que su médico internista ha iniciado tratamiento con Razagilina por que le ha diagnosticado un Parkinson incipiente cuando en realizada el paciente presenta un temblor esencial que es también un error frecuente en paciente evaluados por neurocirujanos que no tienen experiencia en enfermedades medicas neurológicas.

El análisis de la derivación de los pacientes en los estudios epidemiológicos no dicen que los diagnósticos más frecuentes fueron enfermedad de Parkinson, temblor esencial  y parkinsonismo farmacológico. Las causas de derivación incorrecta fueron: parkinsonismo farmacológico), ansiedad no tratada en atención primaria e hipertiroidismo no diagnosticado en atención primaria.

De tal manera que no todo temblor es sinónimo de Enfermedad de Parkinson y no todos los pacientes con enfermedad de Parkinson presentan temblor, en muchos casos de Enfermedad de Parkinson el paciente abren su enfermedad de forma insidioso con alteraciones cognoscitivas sin presentar ninguna alteración motora, básicamente inician con depresión.

El temblor prostático es un tipo de temblor poco frecuente que se caracteriza clínicamente por sensación de inestabilidad o caída inminente al adoptar la bipedestación, que desaparece o mejora al caminar, y está ausente en sed estación o con el decúbito.

El temblor esencial (TE)  que es tipo de temblor donde la gran mayoría de los médicos se confunden constituye el movimiento involuntario más frecuentemente observado y se manifiesta con el mantenimiento de una postura. Aunque no afecta a la expectativa de vida, puede conllevar una importante minusvalía funcional y una gran repercusión psicológica en la persona que lo padece.

El temblor esencial es una entidad clínica heterogénea y fisiopatología permanece sin aclarar, es muy compleja e involucra a numerosos mecanismos, tanto estructurales como bioquímicos, si bien no existe una teoría que los unifique a todos pero se puede aceptar la existencia de un oscilador central a nivel del circuito olivo-cerebelo-tálamo-cortico-espinal, como generador primario del temblor esencial  modulado por un componente periférico.

El temblor sería el resultado de la interacción entre una excitabilidad central aumentada y una regulación periférica, que reforzaría a su vez esa hiperfunción central. También el sistema monoaminérgico,  los adrenorreceptores  y la propia estructura corporal, entre otros factores, pueden influir en el mecanismo patogénico en el temblor esencial.

Existe, muy probablemente, un trastorno genético multifactorial que predetermina este proceso fisiopatogénico a pesar de que hasta el momento no ha sido descubierto.

Siendo el temblor de reposo una de las manifestaciones más distintivas de la enfermedad de Parkinson su presencia resulta, en cierto modo, contradictoria  con la inhibición motora característica de la enfermedad. James Parkinson ya reflejó esta paradoja, al denominarla ‘parálisis agitante’ y, a pesar de los importantes avances en el conocimiento de su fisiopatología, el origen y significado del temblor de reposo siguen siendo desconocidos.

El temblor es muy frecuente en la Enfermedad de Parkinson y  puede estar presente al inicio en más de la mitad de los pacientes, y la mayoría  se asocia con un  distinto grado de temblor en algún momento de la enfermedad.

Se reconocen tres tipos de temblor en la enfermedad de Parkinson, de los cuales el tipo I es el más característico y se considera criterio diagnóstico: se trata de un temblor de reposo con una velocidad desalación  4-6 Hz producido por la actividad alternante de músculos antagonistas, que desaparece con el movimiento voluntario y puede reaparecer durante el mantenimiento postural con una frecuencia similar temblor reemergente

Mientras que la bradicinesia está siempre presente en la Enfermedad de Parkinson progresa lentamente y se correlaciona con una menor captación estriatal de 18F-dopa en la tomografía por emisión de positrones; el temblor, por el contrario, se manifiesta de forma variable a lo largo de la evolución, tiende a ser menos prominente en fases avanzadas y su intensidad no se correlaciona con la captación estriatal.

Por otro lado, existen formas de EP de predominio tremórico y curso clínico benigno con  evolución lenta y menor incidencia de complicaciones, e incluso, en ocasiones, el diagnóstico de Enfermedad de Parkinson  puede venir precedido por un  temblor de tipo ortostatico o esencial.

Si usted padece de temblor  es importante que se evaluado por un neurólogo o medico calificado en trastornos neurológicos y recuerde no todo temblor significa Parkinson y no todos los Parkinson tienen temblor.

Dr. Jorge Bernal

Neurólogo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s